Reportajes /  losmanyas /  13 Octubre 2019

El milagro económico chino también ha tenido su efecto sobre los medios de transporte del país. La alta velocidad se ha instalado en su sistema ferroviario y promete revolucionar la vida del país, así como su economía, acercando las zonas más remotas a los grandes centros comerciales y financieros. China fabrica los trenes más rápidos del mundo, pero su intención no es quedarse ahí: el próximo paso será la automatización y los trenes de alta velocidad sin conductor.

@Documentales de RT

Related Videos