Xamir

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, aprobó la construcción de la primera carretera privada de Rusia, una ruta que conectará Europa y China a través de Kazajistán, según refleja la copia de un acta que ha conseguido el periódico Védomosti y cuya autenticidad ha confirmado el portavoz de ese político.

Esa carretera, llamada Meridián, recorrerá 2.000 kilómetros de Rusia desde la frontera de ese país con Bielorrusia hasta su límite con Kazajistán y podría formar parte de la ruta de camiones más rápida entre China y Europa.

Se estima que el proyecto costará alrededor de 600.000 millones de rublos, unos 9.500 millones de dólares, y se financiará totalmente con fondos privados. En cualquier caso, Moscú se ha comprometido a atraer a nuevos inversores.

RT en Español

Publicado en Mundo