Britney Spears está aún furiosa con su madre Lynne Spears

La princesa del pop está muy dolida todavía con su familia. Britney Spears siempre acusó a todos de que nadie nunca hizo nada por ella durante su tutela abusiva, y ahora se dice que su madre Lynne Spears voló de Louisiana a Los Ángeles para tratar desesperadamente de reconciliarse con la cantante, pero Britney se niega a verla.

Según una fuente afirmó con exclusividad a la columna PageSix, del diario New York Post, las cosas siguen muy mal entre la estrella del pop recién liberada y su madre, que ni siquiera dejó a Lynne, de 66 años, entrar a su casa.

En un post eliminado de Instagram hace unas semanas, Britney Spears acusó a su madre, diciendo: “Ella secretamente arruinó mi vida… y sí, la llamé a ella y a [el gerente comercial] Lou Taylor. ¡Así que toma toda tu actitud de ‘NO tengo IDEA de lo que está pasando’ y vete a la mierd*. Sabes exactamente lo que hiciste”.

@labotana